Una bella pintura

Hace poco retomé el contacto con un colectivo al que le tengo un gran aprecio, no solo porque he pasado muy buenos momentos siendo parte de sus actividades y, a partir de ello, haber contribuido a mi formación como persona, sino también porque quiero mucho a su fundadora, la muy creativa y bella Fátima, un sentimiento que no admite el concepto de pérdida de vigencia. Pasito a Paso.

Continúa leyendo Una bella pintura