Colores en el aire: teñido, Maras y Moray

Al retornar a Aguas Calientes, bajar del bus deja frente a la vista un alto restaurante llamado Fortaleza, al cual ingresamos y fuimos al piso superior. No escatimamos comida y bebida en ese almuerzo. Fue, ciertamente, revitalizador. Desde allá arriba teníamos una buena vista del pueblo, y podíamos ver también la continua llegada de buses que provenían de Machu Picchu.

Continúa leyendo Colores en el aire: teñido, Maras y Moray