Cuarto proyecto fundamental. Nacemos de la tierra y allí vamos a parar. El origen es el sustento y hacia allí nos dirigimos.

012

En mi percepción, refiriéndome únicamente a mi persona, y considerando, además, que la capacidad de acceder a los medios para hacerlo no me es necesariamente ajena, al menos por ahora, sería una lamentable pérdida de oportunidad el ser peruano, haber decidido quedarme a vivir en Perú en la continuidad de mis días, y no llegar a haber pisado, en todo el espacio de tiempo que constituye una vida, mi vida, cada una de las tierras de este hermoso país. Por supuesto, literalmente, ello es imposible; sin embargo, a nivel de metáfora, o alguna forma de esta, la situación da un vuelco total.

014
¿Algo matemático?

He necesitado pensar en un tema de asunciones y restricciones, apelando a mi formación de ingeniero industrial y particular gusto por la estadística y la investigación operativa. En definitiva, he necesitado definir la función objetivo de mi problema -o dilema-, si se le puede llamar así. En realidad, francamente, el cálculo realizado ha sido menor y bastante disperso, aunque lo he repasado más de una vez.

017
La calma es única.

En sí, considero altamente importante para mi vida darle vida, valga la redundancia, a lo propuesto en el párrafo primero. Quiero poder llegar a decir, al menos con cierta propiedad, que he recorrido todo el Perú, mi país. Yo no me voy de aquí, no. Podrá darse, quizás, que llegue a recaer en algún otro lugar, pero será temporal. Quiero envejecer como envejecen las montañas de mi sierra, quiero envejecer a la par de ellas. Mientras yo seré pasajero, ellas serán eternas, y yo quiero llenarme de su eternidad, y de la eternidad de la tierra de mi país, aquella que nos vio nacer, y donde reposa el sudor y la sangre de muchos y muchas, de un pueblo que quiere salir adelante en una modernidad negativa, como trabajaría Bauman en Miedo Líquido, que ya no lo toma en cuenta. Hablo de ese Perú profundo, que tanta belleza carga.

En este proyecto fundamental, me propongo transitar, al menos, cuatro días en cada uno de los 24 departamentos que conforman Perú. Estos son:

Costa. Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Áncash, Lima, Ica, Arequipa, Moquegua, Tacna.
Sierra. Cajamarca, San Martín, Huánuco, Pasco, Junín, Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Cusco, Puno.
Selva. Amazonas, Loreto, Ucayali, Madre de Dios.

Si bien no consideraré un día como 24 horas exactas, ello dependerá de cómo lo haya vivido.

Este proyecto fundamental ya tiene un nivel de avance, no obstante. He realizado ya diversos viajes a Cusco, Arequipa y Huánuco; unos pocos a Piura, La Libertad, Junín, Ica, Áncash y Puno; y uno a Tumbes, Cajamarca y Huancavelica. Mis estadías en cada viaje han ido desde un día hasta más de diez. Y, si has podido darte cuenta luego de haber leído algo de este blog -si es que lo has hecho, por supuesto-, soy limeño y vivo en Lima.

015
Una del 2008.

Asimismo, he resaltado la expresión “al menos”, ya que mi intención no es cumplir con cada departamento, según el proyecto, y luego nunca más volver. Mi intención es conocer todo lo que pueda conocer de mi país dentro de las restricciones de diversa índole que van a existir en definitiva (incluso, tomando en cuenta los demás proyectos fundamentales que me estoy planteando). Los objetivos del proyecto, simplemente, ayudarán a la programación de viajes y la delimitación del esfuerzo para poder tener el enfoque, en principio, en cubrir lo propuesto.

016
Creo que hice alguna edición a esta foto.

Quiero recorrer mi país; su costa, su sierra y su selva; sus ciudades y pueblos, lo urbano y lo rural; su frío y su calor; su día, su noche y su atardecer; su sol y su cielo, sus nubes y estrellas. Reconozco que mi fe en Lima (Lima Metropolitana, para ser específico) es inexistente por estos tiempos, pero no pierdo la fe en Perú, y quiero verlo grande siempre. Debo y necesito continuar en ruta.

 

013
Siempre he amado los paisajes de montaña.

Por cierto, las fotos que ves son todas de algunos de los viajes a Huánuco que he podido realizar, todos junto a mi familia. De allí son mi mamá y mi papá y, si bien yo nací en Lima, y me crié y formé allí y me identifico como limeño, orgulloso me siento de que sangre de la sierra corra por mis venas.

Aunque no sea alguien que le gusta enarbolar la bandera a donde vaya, como hacen otras personas, llevo a mi país en el corazón. Siempre, Perú, siempre.

020
Aquella primera montaña. Ya hablaré de ella a futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s