2019

Digamos que ya empezó el nuevo año. Hoy es el día séptimo, y me he mantenido tratando de despertar de por sí en el 2019, pero aún sigo medio adormilado. He estado ordenando mis archivos, mis documentos, mis tareas, mi agenda, mi mente. Esta necesita ese orden para empezar a producir de forma consistente… O es lo que se obliga a sí misma a creer.

De alguna manera u otra, ya empecé. Ya llegué a ciertos puntos y es tiempo de que, desde este lunes, continúe a cabalidad con mis proyectos. No es que no haya estado avanzando, pero he sentido mi mente dispersa. He sentido mi mente con dificultad para dejar lo disperso. Indudablemente, mi primer enfoque será regular mi horario de sueño –la batalla que significa para mí una derrota constante– y no escribir en mi blog a la 1 a. m., como ahora. Luego, mi mente estará más fresca para iniciar cada día.

No haré una gran declaración de propósitos de año nuevo, como hice para 2018. Aquel fue un gran año, y este también lo tiene que ser. Así que, les deseo una magnífica semana y para adelante.

Janis

Foto de Pixabay.com desde Pexels.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s