La canción que te dedico

Mañana es Noche Buena. Aún recuerdo el instante en que te vi por primera vez. Estabas en la esquina de un cruce de avenidas con un amigo tuyo, esperando la llegada de un contacto mutuo. Yo también la esperaba más allá de ti, detrás del paradero. Imaginaba que ustedes, tú y tu amigo, iban a ir también a la jornada, pero no me atreví a acercarme a preguntar. Sin embargo, de primera mirada, tan fugaz, ya habías llamado mi atención. Al final, resultó que sí ibas a estar, y fue allí que te conocí. Aquel viernes 23 de febrero. Hoy se cumplen 10 meses desde aquella fecha; te tendré siempre en mis pensamientos y en mis oraciones.

Al día de hoy, hemos vivido muchas cosas juntos, y nos hemos abrazado muchas veces. Y mientras escribo este párrafo, tú misma me dices por el chat que, cuando te vea de nuevo, te regale un abrazo de lechuzas. Una de nuestras tantas bromas íntimas. Y es que dentro de poco te voy a ver de nuevo, y será una experiencia más juntos. Una de muchas más que quiero vivir a tu lado, una oportunidad más de ser feliz a tu lado. Ya se viene también el nuevo año y hay mucho en qué pensar y planear. Habrá tiempo, querida compañera, para hacer todo lo que nos propongamos hacer. Tan solo hay que ir paso a paso, y siempre te regalaré ese abrazo.

Gracias a ti, he podido absorber una nueva realidad del mundo. Por ti, estoy haciendo mi visión fluir de otra manera. ¿Sabes por qué? Porque tu sencillez y humildad son verdaderas, son reales. Ya no son conceptos manchados para mí. Hay mucha soberbia en este cínico mundo, pero tú generas que nuevos caminos se abran. Eres una persona fantástica, y todos los niños y niñas a quienes transmites la formación en valores por medio de tu trabajo estarán ganando mucho para el futuro. Y siempre te recordarán, ya que habrás dejado huella en sus corazones. Gracias por haberme permitido ser parte de ello también.

Una noche como la de hoy, volví a estar a tu lado. Una noche con una brillante luna llena que mostraba su mejor resplandor desde el cielo. Te recostabas sobre mí mientras veíamos el espectáculo, te escabullías entre mis brazos, descansabas tu cabeza sobre mi hombro. Y me abrazabas. Y sentía tu cariño y tu calor envolverme, y me llenaba de tu ternura a cada segundo, mientras la música seguía sonando y unos dibujos se formaban en el aire. Caminamos juntos, tomados de las manos o abrazados, comimos del mismo plato y, finalmente, unos pasos más allá, llegó la hora de decirnos adiós. Y ahora ando escribiendo estas líneas antes de ir a dormir, que mañana será un nuevo día. Un nuevo día para tenerte en mis pensamientos y extrañarte, y soñar con volverte a ver. Que tengas un hermoso sueño.

Ideemos un mundo diferente. Imaginemos que, con toda la fuerza que puedan aportar nuestros corazones, podremos abrir el camino hacia la cumbre de cualquier montaña. Gracias por haber caminado a mi lado en todo este tiempo, y gracias por haberme dejado caminar al lado tuyo. Te quiero mucho. No habría podido tener un mejor año. Que pases una hermosa Noche Buena y una magnífica Navidad. Nos vemos pronto.

Avantasia, una de mis bandas favoritas. Espero te guste el tema.

Cada párrafo fue escrito en cada día del 19 al 23 de diciembre. Cada día es especial gracias a tu presencia. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s