Proyectos definitivos

Desde un tiempo atrás, había venido intentando establecer una organización para mi vida hacia el largo plazo y no solo proyectarme para los cortos plazos. Nunca pude llegar al punto en que me sentía encaminado en algo, o “algos”, de manera específica. El enfoque constante en lo más próximo, sumado a mi filosofía personal de que las cosas deben hacerse en el ahora, me llevó a realizar diversas inversiones y tener múltiples gastos en aspectos de variada índole, consumiendo bastante mis ahorros.

Sin embargo, en ese camino, he estado viajando bastante y haciendo amplias compras de libros y música, entre otras cosas, siempre creyendo que el encaminarme llegaría pronto y, a partir de allí, me organizaría bien. Esos viajes me han llenado de experiencias que no han hecho otra cosa que mejorar mi vida: han ampliado mi visión, han incrementado mi seguridad y mi madurez, me han hecho relacionarme con mucha gente, me han permitido lograr objetivos maravillosos. Me han hecho sentir que me tengo a mí mismo frente al mundo, pero que, sin los demás, quienes están a nuestro alrededor, no somos nada.

Luego de tanta reflexión, finalmente todas las partes concatenaron y ahora sé qué es lo que deseo en vida, y es un conjunto de muchas cosas que, si el tiempo me alcanza, iré contando en este blog en el tiempo que está por venir. Asimismo, considero que estoy viviendo un momento anímico muy bueno, el cual, creo yo, tiene su base en tres aspectos principales, los cuales describo a continuación:

IMG_5580 edA partir de un periodo de vivencia problemática en la que me encontraba muy ofuscado y contrariado, encontré el más grande soporte en las personas de siempre, quienes siempre están, y, además, en la presencia de una amiga de Cusco por la que sentía un inmenso cariño, el cual fue evolucionando a un sentimiento más grande y que traté de expresárselo de alguna manera. Se combinaba el sentimiento de amistad con el inicio del enamoramiento, aspectos que no son excluyentes. Sin embargo, cometí un error, en un instante, y ella se alejó. No pude recuperar su amistad y no sé si nos volveremos a ver. Sin duda, ella elevó la barra en mí y la extraño. Aun así, eso no cambia el hecho de que la manera como me dejó atrás también existe en mi recuerdo. Quizás ello haya sido clave, aunque suene extraño, para haberme plantado firme frente a la vida de forma definitiva, con la fuerza de voluntad que ello implica. No seguir viéndome arrastrado por las circunstancias. Su desprecio terminó cerrando las heridas que guardaba en mí.

82A finales del año pasado, me sumé a una iniciativa con uno de mis mejores amigos para aportar al desarrollo de una empresa que, si bien ya tenía unos años en el negocio, estaba en perspectiva de gran crecimiento. A manera de consultoría, aporté hasta cierto momento, pero ya no podía continuar en esa línea y necesitaba un trabajo que me diera estabilidad. El mismo amigo, un tiempo después, ingresó a trabajar a una empresa asumiendo una jefatura, y desde allí me convocó para ser parte de su equipo, junto con otras personas con quienes ya habíamos trabajado en el pasado. Mi espera a la fecha de inicio de labores fue con mucho entusiasmo. Tenía gran expectativa respecto de lo que iba a venir y, sin duda, no he salido decepcionado. Ya llevo dos semanas allí y disfruto bastante de mi trabajo y de trabajar con el equipo formado. Además, sentir la estabilidad económica calma muchas preocupaciones.

52Finalmente, el domingo 9 de julio de este año, en el descenso de una montaña, una decisión avezada me condujo a una situación que no pude controlar y sufrí un accidente que me causó múltiples heridas e hinchazón en el rostro y la cabeza, una costilla flotante lastimada por la caída, al igual que una rótula fisurada, y un tremendo impacto de roca -la causante de las heridas más grandes y la hinchazón- que, de haberme golpeado en otro sector de la cabeza, podía haber acabado con mi vida. Otro de mis mejores amigos, con quien había hecho ese viaje, me ayudó en todo momento a salir de esa difícil situación, en la que derramé bastante sangre. Ya luego, mi familia me daría el alcance en un hospital donde fui atendido y la vida continuó.

El único momento en que me sentí en desesperación fue en los primeros minutos luego del accidente. Luego, simplemente me tranquilicé y asumí la realidad. Sabía que iba a tener que salir de esa situación primero antes de empezar el proceso de tratamiento, hasta llegar al punto de estar recuperado. Sigo en ese camino al día de hoy y con entusiasmo, aunque con kilos de más por la falta de deporte y la (a veces deliciosa) ausencia de filtros de cantidad en la comida. Sin embargo, esa experiencia fue crucial. Todo fue muy rápido. En un segundo mi vida podía haber pasado a la oscuridad. En un instante. Pero Dios no lo quiso así. Ese mismo día, según me contaría luego, mi hermano estuvo en Portugal en una visita a la Virgen de Fátima, a quien le rezó por toda la familia. Él se enteraría de mi accidente al llegar a Lima a fin de mes, ya que no queríamos preocuparlo durante su viaje. Cosas de la vida.

73 ed

Agradezco a Dios y la Virgen por estar donde estoy ahora, con muchos deseos de hacer muchas cosas en el resto de mi vida. Si has seguido mi blog, habrás visto que he realizado algunos cambios en su estructura: un nuevo formato de presentación, un reordenamiento de widgets y un nuevo menú, más sencillo, que puedes ubicar en la página donde se muestran las publicaciones. Al final me quedé con la misma plantilla, Edin, ya que fui descubriendo nuevas formas de editarla y me parece una de las más completas; sin duda, me gusta lo que puedo hacer con ella. Además, si llego a pasar al plan premium, podré acceder a una edición avanzada de diseño.

Respecto del diseño actual, puedo adelantar que va a seguir cambiando, ya que he definido grandes proyectos que se convertirán en mi norte en vida (y mi sur, este, oeste y centro), y cada proyecto será descrito en una página específica del blog. (Aquí, hay una diferencia entre página del blog y entrada del blog: la primera se utiliza como presentación de cuestiones generales a mostrar, mientras que la segunda es donde se cuenta una historia en particular y aplica el sistema de etiquetas y categorías.) Uno de los formatos de portada que ofrece Edin es el de malla: seleccionas una página principal y le atribuyes ese formato, creas y asocias páginas como hijas de aquella, y finalmente el formato de malla hace su trabajo automáticamente como muestra la siguiente figura:

92 Malla [blog]

Por último, en el menú generaré una sección destinada a cada proyecto, donde iré colocando reseñas breves de los avances, mientras que las historias completas se irán mostrando en las demás secciones del menú, como viene sucediendo hasta ahora. Tan solo me queda mencionar los títulos tentativos de los proyectos, ya que podrían actualizarse a futuro:

Proyecto 10 Volcanes desde Arequipa
Proyecto 10 Expediciones en Huaraz
Proyecto 10 Caminos Latinoamericanos
Proyecto 10 Cumbres del Mundo
Proyecto Recorriendo Perú
Proyecto Cruzando Sudamérica
Proyecto Doctorado en Ingeniería
Proyecto Doctorado en Economía
Proyecto Doctorado en Filosofía

Ciertamente, me plantearé muchos más proyectos de corto, mediano y largo alcance en mi vida, pero los listados aquí serán los fundamentales y no serán fines en sí mismos, sino parte del metaproyecto de una vida en la que mucho querré seguir conociendo, experimentando y compartiendo.

Gracias por leerme y que tengas una excelente semana.

Janis

111

22

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s