Aires de pasado y futuro

No hay nada más emotivo que volver a tus orígenes. De alguna forma u otra, conseguí llegar a la ceremonia de la Facultad de Ciencias e Ingeniería por los 100 años de la PUCP, aunque fuera casi al final. Impecable show de piano y, luego, el brindis. Hace tiempo que no servían vino en mi querida universidad. Ahora lo hicieron. Quizás eso me ha puesto más emotivo de lo que normalmente estaría, mientras escribo estas líneas en una banca de este hermoso recinto. Allí estaban algunos de los que fueron mis profesores. Los busqué entre la multitud y los saludé. Personas que me apoyaron mucho en su momento y que, a través de sus clases, forjaron quien soy ahora. Recuerdo especialmente al profesor Eduardo Ísmodes, por su postura siempre humilde y su entusiasmo por la vida. Él me dijo una vez que no debía colocar trabas entre mi actualidad y mis sueños, y yo siempre recordaré esas palabras. Me tomó largo tiempo asimilarlo y ahora sigo su consejo de manera férrea. Vivo mi vida ahora como siempre he querido vivirla, no hay más tiempo que perder. Gracias, profes. Gracias, Ingeniería. Gracias, #PUCP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s